El incremento de la inflación acelera las operaciones inmobiliarias

Activación de la inversión en inmuebles por el crecimiento de la inflación

El incremento de la inflación acelera las operaciones inmobiliarias

El incremento de la inflación repercute directamente en la capacidad de ahorro. Esto se debe a que el valor del dinero se reduce mes a mes cuando nos encontramos ante una situación económica que favorece la protección del valor del dinero con inversiones más seguras, como son los inmuebles.
Tanto a nivel residencial como de uso terciario, los bienes raíces suponen una buena inversión a pesar del crecimiento que están experimentando los precios. Eso sí, desde Cushman & Wakefield recomendamos a nuestros clientes realizar las operaciones de compra lo antes posible ya que la tendencia al alza de los precios hace que “comprar hoy sea más barato que mañana” y, por lo tanto, consigan una operación más rentable e interesante.
Por eso, en el contexto actual estimamos que habrá una aceleración de las operaciones inmobiliarias a corto plazo. Tendrá como objetivo aprovechar unas mejores condiciones de financiación, ya que la previsión es que estas sufran un incremento a medio plazo.

¿Qué factores influyen en el incremento de la inflación?

Son varios los factores a nivel internacional que están afectando al crecimiento de la inflación en el año 2022.
Por un lado, están las consecuencias de la pandemia de COVID que han supuesto una paralización inicial y una ralentización en todos los sectores, incluido el inmobiliario durante los dos años anteriores. Pero en el 2022, gracias al ahorro generado por el confinamiento ha activado el sector inmobiliario. A nivel particular las familias se plantean invertir sus ahorros en bienes raíces y a nivel empresarial han cambiado las necesidades de las empresas por la consolidación del modelo teletrabajo que se forzó durante la etapa de confinamiento. Se han realizado numerosas operaciones de cambio de sede para ajustar el espacio a sus necesidades actuales.
La actual invasión por parte de Rusia a Ucrania está afectando a los costes de las materias primas y de la energía. Esto repercute en la obra nueva y en las reformas, lo que ha supuesto la paralización o ralentización de algunas de ellas. De la misma forma afianza la compra de inmuebles como un valor refugio frente a otras inversiones financieras que actualmente tienen una elevada volatilidad.02

Share this post