Centros comerciales modernos

centros comerciales modernos

Centros comerciales modernos

Que los centros comerciales actuales ya no sorprenden a nadie, no es ninguna novedad, si echamos la vista atrás y nos dirigimos a la segunda mitad del siglo XX, cuando nacieron los centros comerciales tal y como los conocemos ahora, nos damos de bruces con que la realidad era muy distinta a la actual:

Hace tan solo 20 años, el consumidor no tenía acceso a la gran variedad de productos que existen hoy en día, además, su conocimiento sobre la mayoría de los sectores también era más limitado de lo que es actualmente. 

¿Qué deducimos de esto? 

Que los centros comerciales actuales están a punto de dar un giro de 180º para convertirse en centros comerciales modernos, que el consumidor del siglo XXI sí tenga ganas de visitar por lo novedoso de sus instalaciones. Esto es algo que las personas que se dedican al sector inmobiliario deben tener muy en cuenta, pues por ejemplo alquilar un local en el espacio abierto de Finestrelles puede ser más beneficioso que hacerlo en un lugar más convencional. 

Asimismo, las personas que buscan alquilar un espacio en un C.C. de Madrid, o alquilar un local en los C.C. de Barcelona, deben tener esto especialmente en cuenta, ya que, como veremos a continuación, estas dos ciudades albergan algunas de las mejores oportunidades: 

X-Madrid, un pionero en centros comerciales modernos 

Xmadrid

Uno de los mayores ejemplos en nuestro país de centros comerciales modernos, es el propuesto por Esteban Becerril y Ramón Ramírez, arquitectos en Estudio B+R Arquitectos, para la construcción del centro comercial X-Madrid. 

La primera propuesta de estos pioneros de la arquitectura fue que los centros comerciales modernos debían dejar de lado ese aspecto de “burbuja aislada”, dando paso a una mayor integración, y dedicando un 60% del espacio a emplazamientos centrados en ocio. A este concepto, se le ha denominado el “anti-centro comercial”.

Al leer esto quizá pienses:

  • «Bueno, eso ya lleva años haciéndose ¿No? La mayoría de centros comerciales tienen cine, cafeterías e incluso boleras ¿Qué hay de nuevo en todo esto?»

Los centros comerciales modernos llevan el entretenimiento a otro nivel, y si bien es verdad que cuentan con los espacios clásicos de diversión que todos esperaríamos encontrar, como por ejemplo, un cine, también añaden novedades en este aspecto. Sin ir más lejos, en las instalaciones de X-Madrid podemos disfrutar de actividades como: escalada, buceo o surf, entre otras. Algo nada convencional en un centro comercial. 

Centros comerciales modernos ¿Qué nos depara el futuro?

Todo apunta a que los centros comerciales modernos dejarán de ser un lugar donde intercambiar mercancías a cambio de dinero, para convertirse en sitios donde nos sintamos revitalizados, aunando comercio tradicional (como no podía ser de otra manera) con espacios muy diversos de ocio, centros de trabajo (muy interesante para quien desea alquilar oficinas en Madrid) e incluso residencias. 

Por supuesto, que nadie piense que esto será cuestión de espacio, pues los centros comerciales pequeños modernos también tienen mucho que ofrecer, siempre adaptando la oferta a sus dimensiones, es por ejemplo el caso de los centros comerciales con centros recreativos para niños, donde en un espacio, relativamente pequeño, incluyen actividades como grandes videojuegos, camas elásticas o incluso coches de choque, entre otros. 

Preguntas Frecuentes

¿Qué es un centro comercial moderno? 

Un centro comercial moderno o “anti centro-comercial” es un espacio que dedica el mayor porcentaje de sus instalaciones a actividades de ocio, relegando el comercio a un espacio menor, pero todavía muy importante. 

¿Cuáles son los mejores centros comerciales de España? 

Los mejores centros comerciales de España (y también algunos de los más grandes del mundo) son: La Maquinista, en Barcelona, Intu Puerto Venecia, en Zaragoza, y Marineda City, en la ciudad de La Coruña. 

¿Qué ventajas tiene un centro comercial moderno? 

En un centro comercial moderno, el cliente puede satisfacer tanto sus necesidades de ocio como de consumo, lo que hace que se sienta más atraído a visitar el centro comercial, y que también gaste una mayor cantidad de dinero en los negocios que alberga. 

Compartir el post



Twitter feed is not available at the moment.