Tipologías del contrato de arrendamiento en centro comercial

Un contrato de arrendamiento en centro comercial es siempre negociable. Sin embargo, para poder hacerlo en condiciones óptimas, conviene conocer la terminología habitual y las tipologías específicas. En este caso, queremos compartir esta información para que cualquiera de nuestros lectores tenga claros los conceptos básicos. Al mismo tiempo, ponemos a tu disposición al equipo integral de Cushman & Wakefield en el que encontrarás a profesionales que te asesorarán sobre todo el proceso inmobiliario para alcanzar tus objetivos.

Tipos de contrato de arrendamiento en centro comercial

En general, los tipos de contrato de arrendamiento en centro comercial también serían válidos en los demás alquileres comerciales, con lo que su conocimiento puede resultar interesante para cualquier persona que desarrolle actividades empresariales que requieran de contratos inmobiliarios:

  • Arrendamiento neto único o arrendamiento único (Single Net Lease). En este caso se acuerda que al arrendatario sólo le corresponden como pagos los servicios públicos y el IBI. En el caso del arrendador, éste se hará cargo de mantenimiento, reparaciones y seguro.
  • Arrendamientos netos dobles (Double Net-Lease). En este caso se añaden como obligaciones del arrendatario las relacionadas con las primas de seguros del edificio, además de las ya incluidas en el anterior (servicios públicos e IBI). Corren por cuenta del arrendador las reparaciones y el mantenimiento.
  • Arrendamientos netos triples (Triple Net Leases). En estos casos, el arrendatario corre con todos los costes, a excepción únicamente de las reparaciones estructurales del inmueble o edificio, que serán a cuenta del arrendador.
  • Arrendamiento total (Full Service Gross). Los gastos operativos (IBI, seguro, mantenimiento áreas comunes o CAM y servicios públicos), así como los gastos de reparaciones estructurales se dividen entre arrendatario y arrendador mediante una renta fija establecida en el contrato.

Considera que el contrato de arrendamiento en centro comercial es, como todos los demás, negociable. Ningún propietario quiere tener un local vacío. Además, siempre te recomendamos que sea un especialista en el mercado inmobiliario el que revise la documentación para detectar posibles cláusulas que favorezcan claramente al arrendador y procurar un cambio a tu favor. Si necesitas que te asesoremos sobre este asunto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. El equipo de Cushman & Wakefield estará encantado de atenderte.

Deja tu comentario

NOMBRE *
EMAIL *
Web