¿Cuál es la temperatura adecuada para trabajar?

Temperatura adecuada para trabajar

Cuando se habla de temperatura adecuada para trabajar es probable que las empresas piensen en mantener sus oficinas en un ambiente fresco en verano y cálido en invierno. Sin embargo, existe una norma que regula esta cuestión y a partir de la que se establecen una serie de recomendaciones que ahora un estudio pone en cuestión generando un debate sobre la adecuación de los espacios de trabajo a las condiciones óptimas.

Qué dice la normativa sobre la temperatura adecuada para trabajar

La normativa que regula estas cuestiones es el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, en el que se recogen una serie de disposiciones mínimas de seguridad y salud en el ambiente laboral. A partir de la misma, el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo) hace una serie de recomendaciones para garantizar que las condiciones ambientales del lugar de trabajo no sean una fuente de incomodidad o molestia, sino que han de lograr un entorno favorable de trabajo. En ellas se recoge una variación en el rango de temperatura adecuada para trabajar según las estaciones del año:

  • Entre 23ºC y 26ºC en los meses de verano
  • Entre 20ºC y 24ºC en los meses de invierno

Aunque las recomendaciones son esas, lo cierto es que a modo general se suele considerar como temperatura adecuada para trabajar, y también para estar cómodo en casa, aquella que está entre los 21 y 22 grados. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Maastricht (Holanda),  publicado en la revista Building Research & Information contradice la tesis y recomienda la creación de entornos laborales dinámicos en los que se incide en pequeñas variaciones moderadas para obtener beneficios en la salud de los trabajadores.

El estudio pone en duda la tesis de que una temperatura constante y fija es la solución más idónea. De hecho, indica que un frío moderado, así como la variación de temperatura pueden ser positivas para la salud acelerando el metabolismo, cuestión que contribuye a prevenir la obesidad y a beneficios sobre el sistema cardiovascular e inmunitario.

En Cushman & Wakefield somos un grupo líder en el proceso inmobiliario y podemos ayudarte a encontrar la oficina perfecta para tu negocio, así como asesorarte sobre cuestiones relacionadas con la configuración del espacio de trabajo. Además, tenemos un equipo especializado en edificios eficientes, lo que podría reducir el consumo notablemente mientras alcanzas la temperatura adecuada para trabajar.

Deja tu comentario

NOMBRE *
EMAIL *
Web

wpChatIcon