Normativa de locales comerciales y requisitos básicos

Normativa de los locales comerciales

Normativa de locales comerciales y requisitos básicos

Hay que tener en cuenta que cuando se habla de la normativa de locales comerciales en singular, en realidad no se está haciendo referencia a una única norma, sino a un conjunto de ellas. De hecho, cada municipio tiene libertad para crear sus propias reglas de ordenación y requisitos para dar las licencias de apertura.

Sin embargo, a grandes rasgos, además de la normativa correspondiente al municipio en el que se encuentre el local, habrá que cumplir con la Ley de protección contra incendios, con la ley de accesibilidad, así como con las normas higiénicas y de protección del medio ambiente.

Normativa en locales comerciales: requisitos básicos que te van a solicitar

En realidad, la normativa en locales comerciales va a variar no solamente por el municipio, sino también por el tipo de actividad que se pretenda desarrollar. Para aquellas que no resultan perjudiciales ni molestas, las normas son mucho más laxas y se requiere menos documentación y requisitos. Para las más nocivas, la legislación pone muchas más trabas y se precisan documentos técnicos.

Sin embargo, si hubiera que resumir algunos de los requisitos básicos que van a indicarse en cualquier local comercial, se podría resumir:

  • Altura. De manera general, la altura mínima que se exige es de 2,5 metros en los espacios en los que hay público. Esta medida se reduce hasta los 2,2 metros en aquellos espacios dedicados a almacenaje y otros en los que el público no accede.
  • Basuras. Dependiendo de la ubicación y de la actividad, puede ser comunitario o no requerirse un lugar específico. 
  • Servicios. Para los locales de mayores dimensiones se exige que haya un aseo a disposición de los clientes. Generalmente la norma obliga a más de 200 metros de superficie y como mínimo se requiere un váter y un lavabo.
  • Equipos instalados en fachada. Cuando el ayuntamiento permita la instalación de climatización en fachada, la misma no puede sobresalir más de 30 centímetros, ni tampoco puede afectar a la estética del edificio de manera notable.

Aunque esto es solamente información básica para que seas consciente de la complejidad de la normativa en locales comerciales, todos los requisitos se incrementan en el caso de superficies superiores a los 500 m2, ya que comienzan a exigirse zonas concretas de carga y descarga; así como otros requerimientos si se trata del sector alimentario entre otros.

Nuestra recomendación es que te pongas siempre en manos de un experto para evitar cualquier tipo de inconveniente. Si tienes preguntas o dudas sobre el proceso inmobiliario en general, en Cushman & Wakefield estamos para ayudarte.

Share this post