Principios base para mejorar la eficiencia energética en edificios

Principios base para mejorar la eficiencia energética en edificios

Eficiencia energética en edificios

Es bastante común que los ciudadanos comiencen a tener en cuenta los criterios de eficiencia energética en edificios a la hora de valorar la compra o el alquiler de una vivienda. Los conocidos certificados energéticos obligatorios son una manera de dar información a propietarios e inquilinos sobre la demanda real de energía y su coste aproximado. Por ello se están aplicando ya cuestiones enfocadas a obtener buenos resultados en las nuevas construcciones, y las antiguas están ejecutando en muchos casos obras de rehabilitación.

Sin embargo, la pregunta sobre cómo incorporar principios básicos que permitan mejorar la eficiencia energética sigue sin tener una respuesta única, dado que todo dependerá en gran medida de si se comienza de cero o no, de la orientación que pueda tener la edificación, de los materiales a utilizar, de las fuentes alternativas de energía disponibles, así como del presupuesto total disponible. Pese a ello, comprender algunas de las tesis básicas sobre el asunto puede disipar las dudas más frecuentes.

Las claves para mejorar la eficiencia energética en edificios

Las claves que se suelen considerar a grandes rasgos para alcanzar la eficiencia energética en los edificios son: reducción de la demanda energética, instalaciones con la máxima eficiencia de energía e incorporación de energías renovables.

  • Reducción de la demanda energética. Apostar por buenos aislamientos, sistemas que permitan la circulación de aire y una iluminación que mejore el confort suelen ser los grandes pilares de este principio. Se aplica la máxima de A menor demanda, menor consumo energético.
  • Instalaciones con la máxima eficiencia de energía. La necesidad de elegir soluciones que garanticen un funcionamiento óptimo con el mínimo coste energético es clave a la hora de seleccionar instalaciones de calefacción y aire acondicionado. Aquí aplica la máxima de “menor consumo energético a mayor rendimiento de las instalaciones”.
  • Incorporación de energías renovables. Otro de los pilares pasa por la incorporación de sistemas que funcionen con energías renovables como la solar, la eólica, la biomasa, la aerotermia o la geotermia.

Considerando que aquellas viviendas que tienen mejores puntuaciones en los certificados energéticos pueden explotar esta característica a su favor, en Cushman & Wakefield podemos asesorarte desde el principio tanto si buscas u ofreces un espacio con estas características. Consúltanos sin ningún tipo de compromiso.

 

Deja tu comentario

NOMBRE *
EMAIL *
Website

wpChatIcon