Cuestiones clave a tener en cuenta en un contrato de alquiler para nave industrial

Cuestiones clave a tener en cuenta en un contrato de alquiler para nave industrial

Contrato de alquiler para nave industrial

Son muchas las dudas que aparecen en lo referente a un contrato de alquiler de una nave industrial. Aunque cuando no hay certezas, siempre es mejor contratar a un experto inmobiliario que te asesore con la normativa más actual en mano, analizando las particularidades de tu caso, a continuación expondremos algunas de las respuestas más buscadas sobre cuestiones relacionadas con este tipo de operaciones.

Contrato de alquiler para nave industrial: algunas claves básicas para su redacción

Si bien el contrato de alquiler para una nave industrial no deja de ser un documento en el que se cede para un tiempo determinado un espacio destinado a la explotación por parte de algún tipo de industria, sí que es importante prestar atención a la redacción de las siguientes cláusulas.

  • La duración del contrato. En este caso, puede pactarse libremente. Sin embargo, la duración inicial, así como sus prórrogas, deben ser redactadas claramente.
  • Los gastos del inmueble. Hay una serie de gastos, como pueden ser los impuestos municipales, así como los de los suministros que corren por cuenta del arrendatario. Sin embargo, es importante que esto conste en el contrato ante posibles reclamaciones futuras en caso de impago.
  • El uso y destino del inmueble. Es fundamental aclarar en el contrato el tipo de actividad para el que se alquila el local. Un cambio en la misma podría suponer ciertos problemas con las licencias, así como ocasionar inconvenientes al propietario en cuanto a posibles reclamaciones. Si aparece en el contrato, el inquilino estaría incumpliéndolo de incurrir en algún cambio relacionado con ello.
  • Posibles problemas y responsabilidad civil. La actividad en sí misma puede ocasionar daños a personas o cosas de los que el propietario debe evitar resultar responsable. Para ello, ha de dejarlo constar en el contrato y, en caso de que lo considere oportuno, pactar la contratación por parte del inquilino de un seguro de responsabilidad civil durante la vigencia del contrato.
  • El precio y las subidas en la renta del alquiler. Es otra de las cuestiones en las que se recomienda una redacción clara y basada en índices oficiales y/o en costes objetivos que puedan ser probados.

Dado que el contrato alquiler para una nave industrial tiene una serie de particularidades con respecto al de locales comerciales, te recomendamos contratar a un experto que te asesore. Si lo que necesitas es un equipo que te ayude desde el principio al final del proceso inmobiliario para el alquiler de tu nave, entonces en Cushman & Wakefield estaremos encantados de atenderte. Consúltanos sin ningún tipo de compromiso.

 

Deja tu comentario

NOMBRE *
EMAIL *
Website

wpChatIcon