Cambio ley hipotecaria: cómo afecta a los pequeños inversores

Cambio ley hipotecaria: cómo afecta a los pequeños inversores

cambio ley hipotecaria

Invertir en ladrillo, como se conoce comúnmente a invertir en bienes inmuebles es una decisión muy ligada a la cultura española. Casi el 80% de los españoles tiene al menos una vivienda en propiedad.

Si bien las nuevas generaciones empiezan a plantearse otras soluciones habitacionales más flexibles, como inversión, las propiedades inmobiliarias siguen siendo muy interesantes, sobre todo por el rendimiento que se puede obtener con ellas por el filón turístico. Además, el cambio ley hipotecaria también ha mejorado las condiciones del mercado, sobre todo, para los pequeños inversores.

Cambio ley hipotecaria: así ha mejorado la situación para el inversor familiar

El cambio ley hipotecaria aprobado en junio de 2019 supuso una mejora de las condiciones de financiación para aquellos inversores particulares que consideran que los bienes inmuebles siguen siendo un activo de gran valor para hacer crecer su dinero. De hecho, se eliminaron algunas de las condiciones más abusivas que se habían convertido en fuente de litigios en los juzgados, así como se adaptó la normativa al derecho europeo.

Por ejemplo, se limitaron las comisiones que la banca podría aplicar a los préstamos hipotecarios, dejando únicamente vigentes la comisión de apertura y la de cancelación. Los costes asociados a la formalización de los préstamos pasaron a ser obligación de la banca, así como el impuesto de actos jurídicos documentados. Además, se fijaron las bases para evitar abusos como las cláusulas suelo, y se exige información más detallada para intereses variables o hipotecas en divisas distintas al euro.

El cambio en la ley hipotecaria abre nuevos horizontes de inversión en bienes inmuebles

La nueva ley hipotecaria aporta una mayor transparencia en la formalización de créditos para la compra de viviendas y bienes inmuebles. Al mismo tiempo, limita los gastos iniciales asociados a la operación, ya que ahora corren por cuenta del banco. Ambas cuestiones abaratan los costes y posibilitan que aquellas personas que ya tenían la idea de adquirir nuevas propiedades estén con las nuevas condiciones en una aún mejor oportunidad para invertir en las mismas.

En Cushman & Wakefield ponemos a tu disposición a un equipo profesional para encontrar los inmuebles más adaptados a tu perfil o recomendarte las mejores opciones de inversión inmobiliaria en el actual mercado. Nuestra experiencia y ser una multinacional nos avala. Consúltanos sin compromiso.

 

Deja tu comentario

NOMBRE *
EMAIL *
Website